10 consejos para una mudanza más rápida y fácil

Hacer frente a una mudanza es, por norma general, agobiante y estresante. A menudo, cuando toca trasladar todas tus pertenencias de una casa a otra, éstas se convierten en una enorme montaña y no sabemos por dónde empezar.

Respira hondo. Si sigues estos sencillos pasos de organización será más fácil emprender esta aventura, y sabrás desde cómo cargar el camión de mudanzas hasta cómo hacer frente a los inevitables momentos de crisis.

Mudarse, y más aún si son traslados de larga distancia, no es precisamente económico. Así que antes de empezar a empaquetar, es conveniente asegurarse de que se va a sacar el máximo partido al espacio del camión de mudanzas. Estos son los tres pasos imprescindibles a la hora de guardar todo tu hogar en cajas:

1. Antes de empaquetar, haz limpieza. Deshazte de todo lo que ya no te gusta o no vayas a querer. No tiene ningún sentido que te lleves cosas innecesarias, ¡el espacio que ocupen en el camión es dinero!

2. No vacíes ciertos cajones. Deja toda la ropa u objetos no pesados dentro de los cajones y limítate a proteger los muebles. Esto los hace más pesados, efectivamente, pero mientras los cajones estén llenos de artículos ligeros (no los llenes de libros), no habrá ningún problema. De todas formas, si pesaran demasiado, siempre podrás transportar las gavetas por separado. Lo que está claro es que esta decisión tiene una doble ventaja: necesitarás muchas menos cajas y, una vez estés en la nueva vivienda, todo lo que tengan dentro será más fácil de localizar.

3. Guarda los artículos blandos en bolsas de basura. ¿Poco glamuroso? Sin duda. Pero es una de las mejores ideas durante una mudanza. Llena bolsas de basura resistentes con artículos blandos tipo edredones, almohadas, peluches, etc. y úsalas para llenar huecos libres en el camión. De esta manera, se ahorra espacio y, a su vez, se protegen otros artículos y muebles. Para que el contenido de las bolsas también quede protegido, emplea cinta aislante para sellarlas. Por último, deja constancia del contenido de cada una con etiquetas adhesivas y un rotulador permanente.

Para seguir leyendo, visite Huffpost.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *